Calle Cervantes, 12, CP: 11003, Cádiz
956 212 243

Cádiz es la provincia andaluza con más denuncias 
por agresiones a médicos

El Colegio de Médicos de la Provincia de Cádiz registró 22 casos de agresión física o verbal a colegiados en el ejercicio de su labor asistencial por parte de pacientes y familiares o acompañantes de pacientes en el año 2015. Esta cifra iguala los datos registrados en 2014. Las cifras generales de agresiones aportadas por el total de Colegios Médicos de España mostraron un ligero repunte en 2015 (361 casos) respecto a 2014 (344 casos). 

Los 22 casos denunciados por colegiados médicos de la provincia en 2015 representan la tercera parte de los 66 aportados por todos los Colegios Médicos de Andalucía y sitúan a Cádiz a la cabeza en agresiones denunciadas en el ámbito de nuestra comunidad autónoma, a la vez que triplica la media nacional.

Estos son los primeros datos cuantitativos que se desprenden del registro nacional de agresiones a médicos elaborado por el Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC) a partir de las estadísticas elaboradas por los Colegios de Médicos y que han sido presentados esta mañana en Madrid bajo el lema “Contra las agresiones a sanitarios, tolerancia cero” y el hashtag en redes sociales #STOPagresiones, coincidiendo con el 16 de marzo, fecha declarada Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, al que se suma el Colegio de Cádiz.

Entre los datos provinciales, el 55% de las agresiones tuvo lugar en el ámbito de la atención primaria de salud, bien en consultas programadas o en urgencias extrahospitalarias, mientras que el 41% se dio en hospitales y urgencias hospitalarias, muchas de ellas en relación con deficiencias estructurales del sistema (listas y tiempos de espera, falta de personal auxiliar en las consultas…). Las discrepancias en la atención médica (46%) o no recetar el medicamento propuesto por el paciente (18%) fueron las causas más frecuentes de agresión. Entre los 22 casos registrados, 13 de las víctimas fueron mujeres. En cuanto a la tipología del agresor, en el 45% de los casos fue un paciente programado y el 36% un familiar del paciente. Del total de médicos agredidos, el 28% sufrió lesiones y el 18% derivó en baja laboral. 

El Colegio de Médicos quiere insistir en la importancia de que el médico denuncie la agresión no solo la física, sino también la verbal (coacciones y amenazas), la psicológica o el acoso, que permita promover una auténtica concienciación, la condena social y la prevención de posteriores agresiones entre el colectivo sanitario. También es requisito indispensable seguir avanzando en proteger al médico reforzando los instrumentos legales frente a la agresión, con independencia del ámbito (público o privado) en el que ejerce su profesión. El objetivo es lograr acortar cada día más la distancia entre el número de casos que se producen  y el número de casos que afloran, aún muy lejos de la realidad.

En este sentido, y aunque el índice de agresiones registradas viene mostrando una tendencia descendente desde el año 2012, el Colegio de Médicos de Cádiz acaba de realizar una encuesta que permite concluir que el 70% de médicos ha sido víctima de agresión -en cualquiera de sus manifestaciones- a lo largo de su vida profesional. El número de casos que aún no se denuncian estaría en torno al 65%, por lo que queda por delante una ingente labor para concienciar al médico de las consecuencias que tiene su inhibición a la hora de denunciar. 

La encuesta entre los colegiados de la provincia revela al mismo tiempo la falta de información y formación previa con que cuentan los profesionales para saber y poder actuar ante situaciones de agresión, así como la carencia de medidas de seguridad y protección en los centros de trabajo que disuadan al potencial agresor y ofrezcan un entorno protector al médico.

En el Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario se hace necesario insistir en la importancia de reforzar las medidas preventivas para proteger a los profesionales y, con ellos, al conjunto del sistema sanitario, con un tratamiento multidisciplinar del problema. 

  •  Que las administraciones públicas expresen su claro compromiso para erradicar este problema
  •  Que las administraciones sanitarias públicas añadan a las campañas contra la violencia de género campañas para concienciar a la sociedad de las agresiones a sanitarios y de que los servicios sanitarios son un bien público que hay que cuidar y utilizar de forma responsable. 
  •  Que las administraciones establezcan programas de formación en las competencias profesionales para afrontar situaciones difíciles,
  •  Que el Ministerio de Sanidad active el grupo de trabajo para luchar contra las agresiones y lleve a la agenda política del Consejo Interterritorial este problema.   
  •  Que las agresiones a sanitarios sean tratadas como violencia social, contemplando que el delito contra la autoridad en el ámbito público y en el ámbito privado tenga la misma consideración jurídica.
  •  Solicitamos la aplicación judicial por igual en todas las CCAA de la nueva tipificación que ya aparece recogida en el Código Penal, para que las agresiones sean consideradas como delito de atentado contra autoridad, y no como lesiones, amenazas o incluso faltas.
  •  Avanzar en procedimientos judiciales rápidos, expeditivos y ejemplarizantes.
  •  Incrementar los acuerdos con las Administraciones sanitarias y las Fiscalías que son claves para el abordaje integral de las agresiones
  •  Y un llamamiento global a todos los agentes intervinientes para que tomen las medidas necesarias para proteger a los profesionales y, con ellos, al conjunto del sistema sanitario.

El Colegio de Médicos facilita asesoramiento y asistencia jurídica en caso de amenazas y agresiones a colegiados de la provincia.

El Colegio realiza un vídeo para concienciar frente a las agresiones a médicos

El fenómeno de las agresiones a profesionales sanitarios es una lacra que solo puede atajarse desde una perspectiva multilateral que aúne el reproche penal y la sensibilización social. Para reclamar que sea la propia sociedad la que se autoimponga la protección de la autoridad del médico como algo consustancial a la defensa de su propia identidad e integridad, el Colegio de Médicos de Cádiz ha realizado un vídeo reportaje en el que a través del testimonio de varios médicos que han sido víctimas de agresión se pretende hacer más visible esta realidad y las repercusiones personales y profesionales que conlleva.

Posts Relacionados

Dejar un comentario