Los médicos deben recuperar ya las 35 horas

El 1 de enero de 2012 entraba en vigor la jornada de 37,5 horas para el conjunto del sector público y, en consecuencia, para los médicos estatutarios adscritos a la administración pública en centros de salud y hospitales andaluces.

Tal decisión, adoptada con carácter de urgencia, se justificaba por parte del Gobierno central en la “importante desviación del saldo presupuestario estimada para el conjunto de las Administraciones Públicas para el ejercicio 2011 respecto al objetivo de estabilidad”.

La ampliación de jornada ha sido ejecutada desde entonces de manera muy dispar en cada comunidad autónoma y concretamente en Andalucía sin un reparto homogéneo del incremento de horarios en los centros. En su aplicación de las 37,5 horas el SAS se ha amparado en criterios de organización de los servicios sanitarios cuando en la realidad dicha aplicación ha venido a modificar de forma sustancial las condiciones de trabajo para los profesionales en los últimos cuatro años. Así lo hemos denunciado insistentemente desde el Colegio de Médicos y tanto los Juzgados de Cádiz como el propio Tribunal Superior de Justicia de Andalucía nos ha dado la razón ya desde 2014 al considerar que el SAS no es competente para establecer las condiciones de trabajo de su personal estatutario y al declarar contrarias a derecho las instrucciones de la administración sanitaria andaluza en relación a las 37,5 horas.   

Cuando comunidades autónomas como Castilla-La Mancha o País Vasco han optado por volver a las 35 horas anteriores a 2012, parece llegado el momento propicio para abandonar la vía del litigio en los tribunales y reestablecer las condiciones previas a las medidas que obligaron a nuestros profesionales a ampliar su horario y –esto no lo imponía la ley estatal- a modificar sus condiciones laborales, con el consiguiente perjuicio económico que se les está causando.

Es el momento de que el SAS deje de aplicar esa excepcionalidad a los horarios semanales de nuestros médicos, sin apelar más a que se trata de medidas impuestas desde el Gobierno central cuando otras comunidades han dado ya el paso antes que  la nuestra. 

En apenas un mes está previsto que se reúna la Mesa Técnica de Salud, con representación sindical y del SAS, para revisar la forma en que se van a implementar en adelante las dos horas y media en el horario semanal de los profesionales sanitarios andaluces. Lejos de buscar nuevas fórmulas que consagren las 37,5 horas, la Junta de Andalucía debe dar definitivamente el paso de retornar a las 35 horas, dejar de hacer norma permanente de lo excepcional y urgente y devolver a los médicos lo que siempre les correspondió también por ley.

Juan Antonio Repetto López

Presidente del Colegio de Médicos de Cádiz

Dejar un comentario