Calle Cervantes, 12, CP: 11003, Cádiz
956 212 243

¿La máxima o la mínima? – 17 de mayo, Día Mundial de la Hipertensión Arterial

Por Antonio Ares Camerino – Delegado de la Sede Territorial de la Bahía de Cádiz del COMCadiz

La Guía de Práctica Clínica de la Sociedad Europea de Hipertensión Arterial (ESH) y la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) de 2013 confirma que el diagnóstico de hipertensión arterial se fija en 140 mm Hg de sistólica ó 90 mm Hg de diastólica.

La hipertensión arterial (HTA) se confirma como la enfermedad crónica de mayor prevalencia entre la población. En Europa se calcula que alrededor del 30-45% de la población general padece hipertensión, con un marcado aumento a edades más avanzadas. Esta enfermedad silente se convierte en uno de los principales factores de riesgo cardiovascular (accidentes vasculares cerebrales, cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, etc.).

Si bien en el 90/95% de los casos la HTA es de causa desconocida, lo que se llama hipertensión primaria o esencial, existen algunos factores de riesgo que favorecen sui aparición (herencia genética, edad, raza, hábitos de vida, tabaquismo, estrés, diabetes y sobrepeso u obesidad).

El método utilizado desde finales del siglo XIX para el diagnóstico y seguimiento de la HTA ha sido la medida de la presión arterial en la clínica con esfigmomanómetros de mercurio o aneroides. En los últimos años se han incorporado nuevos métodos de control y medida como son la monitorización ambulatoria (MAPA) y las medidas domiciliarias de presión arterial. Su bajo coste, disponibilidad y fiabilidad de ejecución han convertido a las medidas domiciliarias de la tensión arterial en un sistema de autocontrol válido. Las medidas domiciliarias de tensión arterial han demostrado que pueden disminuir la inercia clínica y mejorar el cumplimiento terapéutico. Se estima que entre el 80 y 90% de las dudas en el proceso de seguimiento pueden ser resueltas con medidas domiciliarias, y estas son extremadamente útiles para el seguimiento de la HTA. No obstante este control de presión arterial en el domicilio se debe realizar siguiendo unas normas básicas según la Sociedad Española de HTA (SEH-LELHA) 2014.

PROTOCOLO DE MEDIDA DE LA PRESIÓN ARTERIAL EN EL DOMICILIO

  1. Condiciones del paciente
    1. Relajación física
    2. Evitar ejercicio físico previo
    3. Reposo durante 5 minutos antes
    4. Posición adecuada
    5. Evitar medir en casos de disconfort
    6. Ambiente tranquilo y confortable
    7. Reducir la ansiedad
    8. Minimizar la actividad mental
    9. Evitar consumo de tabaco o café en los 15 minutos previos
    10. Evitar hacerlo con dolor o situación de agitación psíquica o emocional
  1. Condiciones del equipo
    1. Equipo automático validado y calibrado
    2. Manguito adecuado al tamaño del brazo (la cámara cubrirá el 80% del perímetro.
    3. Sistema de cierre (velero) que sujete con firmeza
    4. El sistema neumático debe ser estanco
  2. Proceso de medición
    1. Seleccionar el brazo con PA más elevada, si lo hubiese
    2. Ajustar el manguito sin holgura y sin que comprima
    3. Retirar prendas gruesas, evitar enrollarlas
    4. El centro de la cámara debe coincidir con la arteria braquial
    5. El manguito debe quedar a la altura del corazón
  3. Técnica
    1. Seguir las instrucciones del fabricante
    2. Encender el esfigmomanómetro y proceder a la realización de la medida presionando el botón indicado para tal fin.
    3. Esperar a finalizar la lectura y registrar la misma.

Siguiendo estas recomendaciones podremos conseguir un adecuado control y seguimiento de las medidas de nuestra presión arterial.

BIBLIOGRAFÍA.

  • www.clubdelhipertenso.es
  • www.seh-lelha.org
  • Divisón Garrote JA y Grupo AMPA de la SEH-LELHA. “Medidas domiciliarias de presión arterial. Documento de consenso. SEH-LELHA 2014. Hipertensión Riesgo Cardiovascular. 2015; 32(1): 27-39.

Posts Relacionados

Dejar un comentario