Quiero salir a terreno como médico cooperante: ¿qué trámites debo cumplir? 

pasaporte-viaje-salud

Fuente: fcomci.com

Existen en España miles de profesionales sanitarios que han contribuido y contribuyen a que la población más vulnerable de los países empobrecidos tenga acceso a servicios básicos de atención médica. También favorecen que los promotores de salud de estas comunidades puedan ejercer su profesión con dignidad, recursos, y la mayor tasa de eficiencia posible. Por suerte, es común entre nuestros profesionales sentir ese “llamado” para ir a terreno, sin embargo, es de vital importancia identificar previamente ciertas vulnerabilidades y carencias que pueden boicotear la acción a desarrollar una vez se han desplazado. 
 
Las ganas de cooperar internacionalmente van a menudo de la mano de un gran desconocimiento tanto de las opciones existentes, como de los múltiples escenarios a los que uno está expuesto en terreno y que pueden hacer peligrar la consecución del proyecto. Suele infravalorarse tanto la pertinencia de la ayuda que se desea ofrecer a la población local como los potenciales riesgos frente a negligencias, enfermedades y agresiones. También existe aún cierta estigmatización y silencio respecto a la salud mental de nuestros médicos y el impacto de la misma sobre las acciones en terreno. Por todo ello, es esencial prepararse a conciencia una vez se ha meditado muy bien la decisión y se toma conciencia de los requerimientos correspondientes.
 
Es importante dignificar la figura del médico voluntario, pero no se debe mitificar ni beatificar. No son héroes, son profesionales de la medicina que requieren de profesionalización para ejercer de manera eficaz su misión en países empobrecidos. Es objetivo prioritario de la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC garantizar esos niveles de profesionalidad mediante la formación y las garantías de seguridad fundamentales para nuestros médicos. También es esencial estar a disposición del médico para resolver dudas, disipar falsas expectativas, y allanar el camino para futuros cooperantes y voluntarios. Se puede ayudar desde la promoción de la salud de muchas maneras, incluso sin salir de España. Sin embargo, cooperar va mucho más allá. Pasa por sumar, por integrar a la población local, transformar y provocar cambios que se prolonguen en el tiempo y que no sólo den soluciones cortoplacistas. 
 
Antes que nada, para desplazarse a terreno y ejercer de forma eficaz cualquier labor sanitaria es esencial conocer el contexto al que uno va, desde la absoluta humildad. No por tener la carrera terminada se está preparado para una experiencia donde todo lo vivido es extremo e impredecible. Tomar decisiones en contextos de conflicto armado, de crisis humanitarias o catástrofes es extremadamente delicado. Es por ello que la profesionalidad y la humanidad deben equilibrarse con enorme rigor. 
 
1) Lo primero es asegurarse debidamente: desde la FCOMCI ofrecemos de manera gratuita un seguro de vida y de viaje a través de Mutual Médica, y un seguro de Responsabilidad Civil Profesional a través de SHAM. 
 
2) Junto a los seguros, debe solicitarse un Certificado de Idoneidad, documento que expide el Consejo basándose en los datos facilitados por el Colegio Oficial de Médicos de la provincia a la que pertenezca el profesional médico y que tiene una validez de tres meses. Recomendamos que los médicos soliciten este certificado para poder presentarlo en aquellos países o situaciones en que les sea solicitado.
 
3) Es esencial una buena formación antes de ir a terreno, en enfermedades tropicales, infecciosas y olvidadas, preparación específica en seguridad frente a agresiones y bioseguridad, y planificación de proyectos sanitarios en terreno. Desarrollamos estos cursos a través del campus virtual de la FFOMC. El curso más reciente es el de Proyectos de Salud en Terreno, cuyo objetivo principal es aportar a los participantes las herramientas que necesitan para poder tomar ideas y transformarlas en proyectos, siguiendo una metodología que se aplica en cooperación que es el Ciclo del Proyecto con enfoque del Marco Lógico.
 
Es imprescindible complementar el gran conocimiento que cada profesional tiene en su ámbito con herramientas clave para sumar a la población y hacerla partícipe, para ser útil en la toma de decisiones y tener la claridad necesaria en situaciones emocionalmente extremas.
 
El objetivo principal de la FCOMCI es el de conocer la verdadera utilidad de las misiones sanitarias. Sólo así podemos desarrollar el papel que nos corresponde: ponernos al servicio de nuestros médicos, cubrir sus necesidades reales y profesionalizar al máximo nuestro capital humano. Es esencial garantizar la eficacia de nuestra acción, pues a terreno se va a aprender y a ayudar, pero nunca a desestabilizar. Se trata de vehiculizar el entusiasmo a través de la formación y la protección como forma de minimizar futuros errores.
 
En estos más de diez años la Fundación ha crecido en proyectos, prestaciones y alianzas, dentro y fuera de España, así como en espacios de encuentro y colaboración con instituciones del sector humanitario. Actualmente, aparte de haber logrado ser proveedores de servicios necesarios y gratuitos para proteger eficazmente a nuestros médicos, tenemos proyectos muy ilusionantes en marcha. El foco de la Fundación está sin duda en la formación como herramienta para lograr la excelencia en la cooperación sanitaria, así como en la creación de una Facultad Panafricana de Medicina para educar a médicos africanos y dotar al continente de recursos sostenibles y sistemas de salud autogestionados. Podría decirse que el objetivo final de esta Fundación de Cooperación Internacional es luchar por un futuro donde no sea necesaria su existencia.

Dejar un comentario